Algunos procesos del subconsciente

La falta de dinero, siempre va vinculada al temor, miedo “a no tener”, miedo “a que no llegue”, miedo “a que se termine”, miedo a que “todo fracase”. Cuando activamos un miedo, conectamos con la falta de confianza en nosotros, con la falta de autoestima o no merecimiento, por ejemplo: “El negocio no va a funcionar (miedo)… pues mis servicios no están a la altura…(auto-valía)” El miedo en si, baja nuestra frecuencia, pero cuando el miedo atenta o agrede nuestra esencia, entonces, nuestra frecuencia vibratoria baja aún más. Ahí, ya no estamos vibrando en la frecuencia de nuestros deseos, ahí ya cerramos la puerta, sin embargo, todavía el proceso sigue y la distancia a nuestro deseo se hará más larga.


Una vez vinculados a la falta de auto-valía, entonces se activará el proceso QUE CONFIRME NUESTRA CREENCIA, y esto irá en relación al tipo de creencia que estamos sosteniendo.

Siguiendo el mismo ejemplo anterior, al vincular con la falta de valía o de autoestima, de alguna forma estamos diciendo “que no merecemos” pues nuestro trabajo “no está a la altura”.



Cuando “No merecemos” estamos activando “un castigo” por lo tanto, todo lo que se manifieste en nuestra vida, vendrá con castigos y dolor, por ejemplo, si quiero hacer un viaje, lo pagaré por medio de tarjetas de crédito, de esa manera, “obtengo lo que deseo” pero por medio del castigo de la deuda, el viaje lo estaré sufriendo un año o más bajo este sistema.


Por un lado, quiero concretar un deseo, por el otro, pienso que no lo merezco y busco inconscientemente que por cada cosa que me haga feliz, debe haber otra que me provoque sufrimiento.


Las dudas, la avaricia, el despilfarro, las compras compulsivas, son algunas formas que tenemos de negarnos la posibilidad de disfrutar de nuestra prosperidad, son algunas formas de no poder sostener la prosperidad o el dinero en nuestra vida.


La cantidad de dinero que ganamos no es un catalizador de nuestra prosperidad, pues aún perteneciendo a las altas esferas sociales y económicas y ganando importantes sumas de dinero, se puede vivir en carencia, pues la abundancia es un TEMA DE CONSCIENCIA.


Si vemos de lejos la vida de los famosos, nos daremos cuenta que aún, con fama y dinero, se tienen deudas impagables y llegan a perder todo al final de su vida y aún con grandes talentos, los conceptos que NIEGAN SU ESENCIA (miedos y falta de auto-reconocimiento) siguen vinculados a la persona. Aún personas que ganan la lotería, por su vibración en la carencia, pierden el dinero rápidamente sin poderlo disfrutar realmente. La abundancia, no es un tema de cantidad, sino de consciencia. No se trata de amasar grandes fortunas en el banco sino de TENER SIEMPRE LO QUE NECESITAMOS, EN EL MOMENTO EN QUE LO NECESITAMOS.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo