Chicory – Achicoria


Cichorium Intybus

  • Palabras clave: Posesividad, lástima de sí mismos, exigen atención

  • Transformación: Amor sin condiciones

  • Chakras afines: Sacro y corazón

“Para los que están muy atentos a las necesidades de los otros, tienden a cuidar en exceso a los niños, a sus familiares, amigos y siempre encuentran algo que enmendar. Están continuamente corrigiendo lo que consideran erróneo y disfrutan haciéndolo. Quieren que aquellos por quienes se preocupan permanezcan cerca de ellos”. Edward Bach

Las personas chicory son sumamente posesivas con sus afectos, aman, pero de manera muy condicionada, las personas que conviven con una persona chicory, está sujeta a hacer siempre lo que ésta quiere y para ello, dicha persona tiene muchas estrategias para hacerse valer, desde manipulaciones de todo tipo, hasta crearse una enfermedad real con tal de conseguir sus fines. Las acciones de una persona chicory siempre van disfrazadas de amor, cuida a los que le rodean, les llena de atención y en apariencia da a manos llenas, pero a cambio, exigirá todo de los demás, tiempo, atenciones y espacios que terminarán interfieriendo demasiado con los demás e incluso, transgreden el espacio vital de los otros.

Las personas chicory son sumamente demandantes y exigentes con quienes les rodean, si nos logran sus fines, pueden sentirse no queridos o atendidos y pueden victimizarse por ello, se sienten fácilmente heridos o marginados. Son egoístas, les cuesta mucho ver por las necesidades del otro pues siempre son las suyas primero. Les cuesta perdonar y olvidar. Les encanta tener amigos cerca de ellos con la finalidad de controlar sus vidas.


Disfrutan de criticar, juzgar y corregir a los demás, tienen gran facilidad en señalar lo que ellos consideran imperfecto.


Tienen mucho miedo a perder sus posesiones, sus afectos (también considerados parte de sus posesiones) por lo mismo, buscan crear relaciones dependientes para tener siempre cerca a quienes ellos quieren. Hace mucho por los otros, pero espera siempre retribución y agradecimiento. Detrás de su dedicación a los demás se esconden sus intenciones ocultas de posesión e influencia.


Las personas chicory generan enfermedades del sistema linfático, sistema circulatorio, tumores, estreñimiento. También pueden crear estados congestivos en el cuerpo.


La esencia de chicory brinda a la persona la capacidad de dar de manera incondicional, sin esperar nada a cambio, entregar mucho amor, calidez, protección, seguridad y dedicación sin posesividad.