Conectando con nuestros dones

Conectar con nuestros dones nos lleva a conectar con nuestra misión. Podríamos decir que nuestros dones son las herramientas que nos permitirán realizar y desarrollar nuestra misión. Nuestros dones nos hace únicos pues nadie se manifiesta igual a nadie más. Ningún ser humano tendrá la misma vida que otro o las mismas experiencias que otro o los mismos dones o la misma misión que otro. Por lo tanto, si buscamos afuera y deseamos ser como “x” o “y” personas solo lograremos confundirnos.



La pregunta constante en este tema ¿Cómo conecto con mis dones? creo que se puede resumir en una sola palabra, solo SIENDO, manifestarse tal y como somos… solo SER. Nuestros dones llevan relación con lo que aportamos al mundo. ¿Qué podemos aportar al mundo? ¿alegría, belleza, sanación, educación, conciencia? ¿Qué es lo que más se te facilita y te hace feliz?, ¿Cómo aportar al mundo? ¡transmitiendo lo que somos!

Pongamos algunos ejemplos para ilustrar esta idea:

  • ¿Eres una persona alegre que todo el día estas cantando, riendo y bailando? ¡estas llevando alegría a todos los que te rodean! ¡ese es tu don!.

  • ¿Eres capaz de emocionar a alguien con lo que escribes? ¡estás comunicando y estimulando la sensibilidad de los demás! ¡ahí esta tu don!.

  • ¿Eres creativo, te gusta pintar, hacer música o diseñar y la gente disfruta contemplar tus obras? ¡estás llevando belleza a los ojos del mundo! ¡ahí esta tu don!.

  • ¿Te gusta cocinar y la gente se deleita con tus platillos? ¡estas transmitiendo energía y amor por medio de los alimentos! ¡ahí está tu don!.

No importa el área… muchas veces nuestra misión tiene que ver con una profesión, otras veces bastan las acciones cotidianas. Lo que SOMOS es lo que SUMA al mundo. Nuestros dones se nos han otorgado para DAR no para nulificarlos o asfixiarlos dentro de nosotros. La manifestación de nuestros dones nos hace feliz y al mismo tiempo, nos permite hacer felices a los que nos rodean.


La gran mayoría de las personas dedican mucho tiempo a la búsqueda de sus dones y su misión sin darse cuenta que han estado conectado con ellos SIEMPRE. ¿Qué es entonces lo que nos impide ver?: El miedo y la desconexión con nuestro poder personal, es decir, hemos optado por el camino ancho y fácil y ello implica obedecer la voz de la multitud, las órdenes de nuestro entorno social, esas voces que nos han dicho que nosotros tenemos que ser de “x” o “y” maneras porque así “es correcto” porque así “funciona” la mitad de nuestra vida la vivimos dándole poder a la voz de la masa. Optamos por ser leales a nuestro entorno y nuestra sociedad aunque con esto estamos siendo desleales con nosotros mismos, con esto nos estamos AUTO-TRAICIONANDO. Pero tenemos una gran necesidad de ser aceptados en nuestra sociedad y queremos ser amados también y pensamos que cumpliendo sus órdenes lo lograremos, nada más lejos de la realidad. Dando poder y crédito a los demás cuando esto implica SOMETERNOS y NULIFICARNOS solo logra marchitarnos y nos obliga a vivir en eterno estado de vacío, insatisfacción e infelicidad. La energía que se contiene o se reprime tiene que manifestarse de alguna manera y si no es por la vía de luz, tendrá que hacerlo por la vía de la obscuridad manifestándose por medio de la tristeza, la depresión, la ira o la enfermedad ¡tiene que buscar un canal de salida! ¡tiene que encender nuestras alertas para que despertemos!.


El conectar con tus dones y tu misión implica comenzar a transitar el camino angosto, pues es un camino ÚNICO que SOLO TÚ puedes crear y que no ha sido creado por nadie más. No hay camino hecho, tu lo irás creando sobre la marcha. No hay meta real, porque nadie sabe lo que hay detrás. Solamente puedes dejarte guiar por tu intuición, por tu corazón y tener la fe de que detrás de la puerta HAY ALGO GRANDE ESPERANDO POR TI…. Justo ahí comienzas a escribir la historia sobre papel EN BLANCO.


Para conectar con tu misión tienes que conectar primero con tus dones, pues son tus herramientas y necesitas saber con lo que cuentas para partir. Una vez que lo has localizado tendrás que llenarte de fortaleza pues tendrás que comenzar a manifestarte A PESAR DE LA MULTITUD que intentará jalarte hacia ellos. Tendrás que comenzar a conectar con tu poder personal para ELEVARTE a la sociedad y aprender a decir “no”, comenzar a delimitar para HACER LO QUE AMAS. Así sea cantar, pintar, jugar con números, ayudar o sanar, no importa, lo importante es conectarte con lo que eres porque al mantener esta conexión, tu misión se empieza a develar.


Tu misión no llegará de un día para otro, esta verdad no se revelará de una manera repentina, abierta o abruptamente, se irá develando poco a poco porque solo de esa manera PUEDES INTEGRARLA A TU CONSCIENCIA y manifestarte con la certeza del camino que llevas, pues algo que no está integrado en nuestra consciencia se evapora pues no nos pertenece.