El arte de canalizar

Todos tenemos la capacidad de ser canal pues la canalización es una capacidad humana natural y espontánea. De una u otra manera, TODOS SOMOS CANALES pues TODOS tenemos una conexión con la Fuente Universal de Luz o de sabiduría infinita y TODOS manifestamos nuestra esencia en el plano físico, nuestras creaciones, son una forma de canalización pues traemos al plano físico, lo que gestamos desde otros planos, transmitimos y proyectamos, diversas formas de energía.



El arte de la Canalización va más allá de la manifestación inconsciente de estas formas. El arte de la canalización implica permitir la transmisión de información concreta y puntual, por medio de Guías y Seres de Luz. Significa un trabajo en conjunto, en donde nuestros Guías se harán presente, a través de nuestra energía (aura) para enviar mensajes a través de imágenes, palabras o ideas que nosotros podamos traducir, a través de nuestro propio archivo personal creado en base a nuestra experiencia humana.


Un Guía, siempre será afín a nuestra frecuencia vibratoria y nos elegirá precisamente por la individualidad que representamos, es decir, el conjunto de cualidades, dones, experiencias vividas, conocimiento, etc. Es importante, pues este conjunto es lo que creará una forma única y auténtica de canalización. Hay artistas que canalizan a través de sus composiciones musicales o pinturas. Hay científicos que canalizan a través de sus inventos o descubrimientos. Hay escritores que canalizan a través de sus libros. Y por supuesto, hay sanadores que trabajan en conjunto para llegar no solo a una sanación física superficial, sino para llegar a las heridas más profundas del alma creadas a través de los tiempos.


El arte de canalizar será entonces un ejercicio, en donde ambas partes (Persona y Guía) iniciarán un proceso evolutivo, en donde el continuo trabajo en conjunto, irá perfeccionando la habilidad. AMBAS PARTES EVOLUCIONAN. Cada uno desde su nivel y dimensión, ambas partes crecen en conjunto. Ambas trabajan y se comunican CONSCIENTEMENTE el uno con el otro.


Cuando orientamos el arte de la canalización a la sanación, podemos hacerlo de muchas formas, haciendo lecturas para otras personas, a través de mensajes escritos, a través del tarot, a través de la imposición de manos, de los cristales.


A través de imágenes, sensaciones, sentimientos o recuerdos, podremos conectar con información valiosa pues todo representa SOLAMENTE una forma de representar el mensaje que se quiere traducir. Por medio de la canalización rompemos la barrera de espacio-tiempo y nos comunicamos únicamente A TRAVÉS DE LA ENERGÍA.

Canalizar, no es solo una cualidad que podemos compartir con nuestros pacientes o alumnos. El más grande desafío lo enfrentamos al momento de canalizar para nosotros mismos. Alcanzar los niveles y frecuencias que permitan una perfecta objetividad en los mensajes dirigidos a nosotros, implica un nivel de serenidad, desapego, perfeccionamiento y Maestría, que es capaz de transformar nuestra vida de manera considerable. Los mensajes de nuestros Guías no solo llegarán a través del trance, sino podrán hacerlo a través de sueños o dentro de nuestra cotidianidad (libros, ayudas, amigos, oportunidades, señales, etc.) pues el ser canales en altas frecuencias, implica que lo que materializamos se vuelve una forma de canalización consciente y continua a través de nuestros Guías.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo