El descubrimiento de nuestras memorias ancestrales – Caso real

¿Qué puedes descubrir si te enfocas en buscar las memorias ancestrales guardadas en tu ADN? ¿Qué tipo de limitaciones y fortalezas podrías encontrar?¿Qué destino se te podría revelar?.


Quisiera compartir contigo un caso real del resultado de una sesión de Terapia de Reprogramación de ADN ¡Espero lo disfrutes!.



Esta historia pertenece a “Ana” —nombre ficticio— y se inicia justo en un punto de quiebre para ella. Su tema era la desilusión. Ana siempre terminaba desilusionada de amigos, familiares, parejas y debido a esto, sus relaciones no podían prosperar, siempre al final, quedaba sola. Después de cada desengaño, Ana se preguntaba ¿Por qué no podía ver la realidad a tiempo? ¿Por qué se daba solo a personas que solo buscaban engañarla? ¿Por qué incluso, ella misma recurría al autoengaño encubriendo así lo que no le gustaba?.


Realizamos la sesión de terapia de reprogramación de adn a distancia y a continuación comparto contigo los resultados y la revelación que Ana se llevó ese dí­a consigo.


Pongo en mayúsculas y negritas las palabras claves y concretas que indican el patrón grabado en su ADN, relacionado con el tema que ella buscaba solucionar para su fácil identificación.


La historia personal


El tema concreto que ella querí­a trabajar era: LA DESILUSIÓN y ese fue nuestro punto de partida.


El primer ejercicio nos dio la primera revelación, su tema de vida resultaba ahora ser LA TRAICIÓN. Esto no era algo que ella tuviera consciente, sin embargo, al sacarlo a la luz, encajaba perfecto, el problema no era la desilusión sino la traición vivida a través de sus relaciones cercanas durante toda su vida.


Continuamos la sesión para ahora enfocarnos en lo que creaba la interferencia energética y esto se vería representando por un arquetipo. Ahora se nos mostraba una nueva verdad, el arquetipo revelado fué el de EL JUEZ —la pérdida de la igualdad— esto harí­a que en sus relaciones, la balanza siempre estuviera desequilibrada, beneficiando a todos sus afectos en detrimento de ella misma.


Ahora era momento de ver si esta experiencia de vida, había creado alguna afectación física creando alguna enfermedad, ahora habría de mostrarse los órganos del cuerpo afectados y la tendencia concreta a alguna enfermedad. El proceso nos dio una revelación más, el órgano afectado era el SISTEMA DIGESTIVO y la enfermedad creada era GASTRITIS. La gastritis se creaba a una emoción no resuelta y esta era: LA FALTA DE APOYO.


Posteriormente buscamos el centro de energí­a que se vinculaba también a esta situación. Aquí­ se mostraba que el centro de energía afectado era el CHAKRA CORONA —situado justamente en la coronilla— creando una separación de ella hacia su entorno, desconectándose de su Divinidad, aunque ella sentí­a que no era apoyada por sus amigos o pareja, en realidad, la falta de apoyo era espiritual. No sentí­a apoyo ni sustento a través de su Divinidad, con Dios o el Universo y esto se proyectaba en sus relaciones cercanas también, la sensación de no estar incluida en los planes de los demás, era solo una proyección al sentirse desconectada del Plan Divino ö su conexión divina.


La historia ancestral


La sesión nos mostraba que la herencia venía de LA LÍNEA DE SU PADRE, más concretamente, de su ABUELO. Aunque Ana no conoció a su abuelo, si pudo reconocer que esta misma experiencia, la había experimentado siempre su padre, por lo que la línea de herencia fue muy clara para ella.


Profundizamos más en el proceso de introspección para llegar a aquellos sentimientos creados de manera ancestral y que a su vez, había sido heredado a Ana. El sentimiento heredado que actúa como un patrón de interferencia revelado fue el de: INUTILIDAD. Este sentimiento hacía que Ana sintiera que las personas que le rodeaban, merecían más que el