Fuera del mito índigo y cristal

Debemos estar dispuestos a deshacernos de la vida que hemos planificado, a fin de tener la vida que nos espera. La piel vieja tiene que ser retirada antes de que nueva energía venga” Joseph Campbell

La energía índigo tiene que ver con EL RECONOCIMIENTO DE NUESTRA IDENTIDAD, después de un largo camino andado y habernos perdido múltiples veces, por fin emprendemos un camino de regreso a casa, que no es más que el regreso a nuestra verdadera esencia. A través de muchas vidas y muchas experiencias el alma ha podido conocerse a si misma a través de su sombra, a través de lo que no es, porque solo conociendo lo que NO somos, reconocemos quienes SI somos. La energía índigo y cristal representan el camino de regreso a la Luz y el reconocimiento de nuestra verdadera esencia.



La energía índigo corta de raíz la mala hierba con fuerza y determinación, la energía cristal siembra amor en este nuevo campo. La energía índigo se abre camino como guerrera incansable señalando lo que ya no funciona en nuestro sistema de vida, colapsando y revolucionando lo que toca de tal forma que no puede pasar desapercibida. La energía cristal concilia y genera el amor dentro de la revolución creada y nos da la pauta para crear, la energía nueva que regirá el nuevo mundo.


No estamos hablando de ángeles en la tierra, ni de genios o seres especiales, no estamos idealizando ni creando más deidades, ni estamos abordando un tema de moda. Estamos hablando de un proceso evolutivo NATURAL, en el cuál no solo se han involucrado muchas, muchas personas ya, sino que el planeta mismo, vibra bajo esa misma frecuencia.


¿Consideras que tienes un niño en casa con cualidades índigo o cristal? ¿Temes no saber como tratarlo o educarlo? Puedes quitarte un peso de encima, los niños índigo o cristal no vienen a ser educados propiamente, sino a enseñarnos nuevas formas de relacionarnos, respetarnos y evolucionar JUNTOS no desde la separación de la energía anterior donde mamá y papá eran autoridad a obedecer, sino desde la IGUALDAD, respetándonos mutuamente como SERES INDIVIDUALES. No se trata de educar propiamente, sino de CRECER Y EVOLUCIONAR JUNTOS.


Mucho se ha hablado de las “afecciones” que atañen a la energía índigo o cristal. El déficit de atención, la hiperactividad, la sensibilidad extrema, el desorden, el hacer mil cosas a la vez, la necesidad de aislarse, el miedo al conflicto, etc. No solo se buscan terapias para “sanar” estas formas de manifestación sino que la persona vive con la creencia de que “algo” está mal en ella. ¿Qué tal si estos factores no fueran afecciones sino solo una forma de manifestación de la energía? ¿Y si estos “defectos” tuvieran su razón de ser y fueran parte del desarrollo de la misión y don de la persona? ¿Cómo podría canalizarse esta energía para manifestarla de manera positiva?.


Las personas con cualidades índigo o cristal, no son ángeles ni genios, ni seres especiales, son SERES HUMANOS que fuera de toda idealización, SUFREN y tienen EXPERIENCIAS y DESAFÍOS como toda persona. Es común la falta de confianza, la inseguridad, el miedo, el ser exageradamente complacientes ó soñar y soñar sin poner los pies en la tierra. También es común el tener conflictos con el manejo de dinero, ser perfeccionistas, o tener un enorme ego. Las zonas negativas nos revelan MUCHO del aprendizaje que la persona está teniendo y nos dicen mucho del DON a desarrollar ¿Cómo conocer nuestros dones a través de nuestros desafíos?.


Muchos niños están naciendo con esta vibración… muchos adultos han elegido crearla en si mismos.


¿Es posible que una persona porte ambas energías en si misma?

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

MENÚ

AVISO LEGAL

CONTACTo

suscríbete a nuestra lista de correo

WHATSAPP: +52 1 221 584 8656
EMAIL: info@rutasdelalma.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Negro del icono de YouTube
  • Black Pinterest Icon

© 2021 por Rutas del Alma