Menta, un respiro para la vida

Mentha piperita

  • Vibración: Verde y violeta

  • Chakra afín: Corazón y coronario



La menta tiene un aroma refrescante y así como es su aroma, de igual manera actúa sobre el corazón, dándonos un “respiro” cuando enfrentamos momentos difíciles, mostrándonos que aún dentro de los desafíos de la vida, podemos ser felices.


La menta funciona excelentemente en momentos de estrés, sobresaltos, tensión nerviosa. Nos ayuda cuando nos encontramos en momentos difíciles que no están bajo nuestro control y que sabemos tenemos que atravesar y la menta nos ayuda a sobrellevarlos con aceptación y alegría, nos ayuda a fluir y dejar de luchar contra la vida o poner resistencia en las experiencias que tenemos. Al mismo tiempo que nos da aceptación, nos permite crear un espacio para nosotros mismos. La menta vigoriza la mente permitiéndonos ver la vida de una manera diferente.


La menta actúa directamente en el músculo del corazón. Relaja el sistema parasimpático.

La menta actúa también en el plano mental, relajando la mente, ayudando en la concentración y la agudeza cuando necesitamos estar alertas.


A nivel físico, la menta actúa directamente sobre el sistema respiratorio, ayudando en casos de bronquitis, sinusitis, asma o gripe. De igual forma tiene una acción directa en el sistema digestivo ayudando en casos de acidez, náusea, flatulencia o cólicos.


Afirmación: «La menta me permite sentirme fresco y estar listo para un nuevo día».

3 vistas0 comentarios